Noticias del Dia
Estás aquí: Inicio » Actualidad » Crece la producción de biocombustibles, pero continúa la incertidumbre por la exportación a Estados Unidos
Crece la producción de biocombustibles, pero continúa la incertidumbre por la exportación a Estados Unidos

Crece la producción de biocombustibles, pero continúa la incertidumbre por la exportación a Estados Unidos

La producción de biocombustibles elaborados a partir de aceites vegetales (biodiesel, principalmente de soja), o procesados con maíz y caña de azúcar (bioetanol), registró un fuerte aumento en el primer trimestre, por lo cual el sector agroindustrial mantiene expectativas de lograr un nuevo año récord en la materia, ligado a la mayor cosecha de granos.
En el período enero-marzo la elaboración de biodiesel creció 31,1% con respecto a los tres primeros meses del año anterior, hasta un nivel de 524.456 toneladas, según las estadísticas difundidas por el Ministerio de Energía y Minería.
Para el bioetanol, en tanto, los datos de la cartera registran un incremento interanual en el primer trimestre de 25,6%, con lo que la elaboración del producto totalizó 247.148 metros cúbicos.
Sobre esa base los productores de biocombustibles confían en que el mayor volumen producido se transforme en un buen año comercial.
Por lo pronto, pese al freno en las ventas de biodiesel a Estados Unidos, hasta que se resuelvan las acusaciones sobre presunto dumping por parte de la industria local, el impacto que se percibe hasta ahora es relativamente menor.
En enero-marzo las exportaciones del producto a ese y otros destinos cayeron sólo 2,5% en volumen, con respecto a los envíos del mismo lapso de 2016, mientras en valores el ingreso aumentó 26,6%, hasta 146,7 millones de dólares.
Según evalúan las compañías y cámaras sectoriales, como contrapeso del anunciado cierre del mercado estadounidense actuará en el plano local el repunte del consumo por la mayor actividad económica.
Las partidas destinadas al mercado interno en el período enero-marzo justifican las proyecciones favorables de los empresarios del área.
Para el biodiesel el aumento en las ventas fue de 44,7% frente al mismo lapso de 2016, tendencia que se añade a la suba de casi 47% experimentada durante el año pasado, sustentada principalmente en la obligación de corte del gasoil establecido en 10%.
Hasta 2014 la proporción era de 5% pero desde entonces se aceleraron las inversiones y creció sustancialmente la capacidad productiva, por lo cual se alienta en la actualidad una suba del corte hasta 12%, como ya rige para el bioetanol.
La solicitud empresaria es analizada en los ministerios de Energía y Minería, de Agroindustria, de Producción y de Transporte, en búsqueda de consensos que eleven aún en mayores magnitudes los porcentajes de mezcla con combustibles fósiles.
También los fabricantes de bioetanol esperan elevar sus ventas teniendo en cuenta la evolución reciente: durante enero-marzo se colocó un volumen 23,6% mayor que en el primer trimestre de 2016.
En lo que respecta al probable aumento del corte con naftas y gasoil, el interés de los productores de biocombustibles todavía no coincide plenamente con el de las refinerías de hidrocarburos y con los criterios de los fabricantes de automotores.
Se cree, sin embargo, que un hito próximo en la materia se produciría a partir del impulso a los biocombustibles en las flotas de transporte público en ciudades de alta densidad del interior del país.
Del mismo modo se aguarda con expectativa la inminente reapertura del mercado europeo a las exportaciones argentinas, probablemente a partir de fines de julio o comienzos de agosto.
Los envíos a países de la Unión Europea (UE) sufrieron una pausa mientras duraron las investigaciones por presunto dumping, que finalmente fueron desestimadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).
A fines de marzo el organismo multilateral dejó establecido que fue “inadecuada” la consideración inicial, en 2013, referida a un supuesto nivel de ganancia excesivo de las empresas argentinas, y por lo tanto desestimó el arancel aplicado durante casi cuatro años, medida que en la Argentina se juzgó como proteccionista.

La producción de biocombustibles elaborados a partir de aceites vegetales (biodiesel, principalmente de soja), o procesados con maíz y caña de azúcar (bioetanol), registró un fuerte aumento en el primer trimestre, por lo cual el sector agroindustrial mantiene expectativas de lograr un nuevo año récord en la materia, ligado a la mayor cosecha de granos.
En el período enero-marzo la elaboración de biodiesel creció 31,1% con respecto a los tres primeros meses del año anterior, hasta un nivel de 524.456 toneladas, según las estadísticas difundidas por el Ministerio de Energía y Minería.
Para el bioetanol, en tanto, los datos de la cartera registran un incremento interanual en el primer trimestre de 25,6%, con lo que la elaboración del producto totalizó 247.148 metros cúbicos.
Sobre esa base los productores de biocombustibles confían en que el mayor volumen producido se transforme en un buen año comercial.
Por lo pronto, pese al freno en las ventas de biodiesel a Estados Unidos, hasta que se resuelvan las acusaciones sobre presunto dumping por parte de la industria local, el impacto que se percibe hasta ahora es relativamente menor.
En enero-marzo las exportaciones del producto a ese y otros destinos cayeron sólo 2,5% en volumen, con respecto a los envíos del mismo lapso de 2016, mientras en valores el ingreso aumentó 26,6%, hasta 146,7 millones de dólares.
Según evalúan las compañías y cámaras sectoriales, como contrapeso del anunciado cierre del mercado estadounidense actuará en el plano local el repunte del consumo por la mayor actividad económica.
Las partidas destinadas al mercado interno en el período enero-marzo justifican las proyecciones favorables de los empresarios del área.
Para el biodiesel el aumento en las ventas fue de 44,7% frente al mismo lapso de 2016, tendencia que se añade a la suba de casi 47% experimentada durante el año pasado, sustentada principalmente en la obligación de corte del gasoil establecido en 10%.
Hasta 2014 la proporción era de 5% pero desde entonces se aceleraron las inversiones y creció sustancialmente la capacidad productiva, por lo cual se alienta en la actualidad una suba del corte hasta 12%, como ya rige para el bioetanol.
La solicitud empresaria es analizada en los ministerios de Energía y Minería, de Agroindustria, de Producción y de Transporte, en búsqueda de consensos que eleven aún en mayores magnitudes los porcentajes de mezcla con combustibles fósiles.
También los fabricantes de bioetanol esperan elevar sus ventas teniendo en cuenta la evolución reciente: durante enero-marzo se colocó un volumen 23,6% mayor que en el primer trimestre de 2016.
En lo que respecta al probable aumento del corte con naftas y gasoil, el interés de los productores de biocombustibles todavía no coincide plenamente con el de las refinerías de hidrocarburos y con los criterios de los fabricantes de automotores.
Se cree, sin embargo, que un hito próximo en la materia se produciría a partir del impulso a los biocombustibles en las flotas de transporte público en ciudades de alta densidad del interior del país.
Del mismo modo se aguarda con expectativa la inminente reapertura del mercado europeo a las exportaciones argentinas, probablemente a partir de fines de julio o comienzos de agosto.
Los envíos a países de la Unión Europea (UE) sufrieron una pausa mientras duraron las investigaciones por presunto dumping, que finalmente fueron desestimadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).
A fines de marzo el organismo multilateral dejó establecido que fue “inadecuada” la consideración inicial, en 2013, referida a un supuesto nivel de ganancia excesivo de las empresas argentinas, y por lo tanto desestimó el arancel aplicado durante casi cuatro años, medida que en la Argentina se juzgó como proteccionista.

Comparte

Deja un Comentario

[ Seguinos en Facebook  ]
Scroll To Top