Noticias del Dia
Estás aquí: Inicio » Newsletter diario » Las retenciones a la minería en el eje del debate
Las retenciones a la minería en el eje del debate

Las retenciones a la minería en el eje del debate

¿Cómo sigue esta película?

Ni hay tiempo para festejos. En los despachos, públicos y privados, de la minería argentina se saludaba con alivio el acuerdo multicolor para salir de la crisis por el Impuesto a las Ganancias. Y aunque no es de descartar que en los debates ulteriores en Senado y Diputados vuelvan las críticas hacia el sector, el gobernador sanjuanino Sergio Uñac, el que más fuerte jugó de entre sus pares, ya dio por cerrado el capítulo.
Daniel Bosque
No volverán las retenciones a la minería, “que hubieran sido un desastre para todas las minas y proyectos”, según decía sin eufemismos el salteño Facundo Huidobro, ahora en las filas de los peruanos de Fortuna Silver, que avanzan en el desarrollo de una mina en Lindero. Salta fue otro buen ejemplo, entre las provincias mineras de la reacción operada (no el único, porque fueron claras, abundantes y elocuentes las advertencias de gobernadores y cámaras empresarias sobre el desastre que suponían las retenciones Massa-Kicillof).
Lo que los opositores a la actividad describen como el fuerte lobby minero, en la diaria suele mostrarse como un conjunto de voluntades empeñosas. A las que en este caso les dieron una mano notable los legisladores salteños, desde Rodolfo Urtubey a Juan Carlos Romero, para que la voz del sector se escuchara en el Parlamento. A unos cuantos empresarios que trajinaron pasillos y teléfonos en estos días les llamó la atención la falta de claridad de ideas de senadores y diputados sobre los problemas y números de la minería, un aspecto cuyo primer responsable es el propio empresariado.
¿Cómo sigue la película? Depende si los consultados son más o menos optimistas. La embestida de multiperonistas & Co. sobre la minería ha resultado una señal inquietante para las mineras con activos en el país o ánimo de invertir. Argentina había cambiado su lugar en el mapa de simpatías pero la forma en que la oposición emboscó al gobierno para cambiar las reglas de juego para la inversión fue tema de briefs y teleconferencias en los últimos 15 días.

LA LUCHA CONTINÚA
Con los fantasmas tributarios aventados,  vio la luz, decididamente, la “Operación Glaciares” que se puso en marcha a través de InfoBAE, el diario que hace tiempo ha tomado la posta de la información refractaria, con particular foco en Barrick Gold después de los incidentes conocidos en su mina de San Juan. El filtrado puntilloso de los borradores que se cruzan la Secretaría de Minería de Daniel Meilán  y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Sergio Bergman para reglamentar la polémica Ley de Glaciares puso los pelos de punta a más de un funcionario. De aquí no salió dijeron a este diario desde ambas áreas, pero quienes siguen de cerca a Cambiemos-PRO saben que entre sus filas hay unos cuantos funcionarios que no comulgan con la cuestión minera. De postre del día, las ONG  antiminería propalaron una orden de allanamiento de juez federal Juan Casanello sobre la actuación del Minem y el MAyDS en la cuestión de los cuerpos de hielo y la actividad minera. Hasta el momento de escribirse estas líneas, a la sede de la autoridad minera en Julio A. Roca sólo habían llegado pedidos de informes desde el juzgado que tuvo conflictos de jurisdicción con la Justicia sanjuanina tras los problemas de Veladero en los dos últimos septiembres.

Hay quienes prefieren explicaciones globales. Como por ejemplo, una que  se escucha en el gobierno acerca de que tras el triunfo de Donald Trump, el escenario internacional de las industrias extractivas y su  dialéctica con el medio ambiente está al rojo vivo, por el “negacionismo” del republicano sobre el cambio climático y su declamada simpatía por el impulso al carbón y petróleo. Y que en países como Argentina, y en el sector minero en particular, la pulsa con la militancia opositora tiene sus propias claves. El presidente de la Cámara Minera de San Juan, Jaime Bergé, resumió la posición minera federal (escuchar audio al final de esta crónica). En un día de cautos festejos y prudentes tensiones, la crisis por el Impuesto a las Ganancias dejó al desnudo el mosaico inestable de poder de la Argentina de hoy.
El optimismo de Meilán insiste con que el Acuerdo Federal Minero pondrá en caja viejas dialécticas del bolonqui argentino. Una de ellas es la que dejó abierta la Ley de Protección de Glaciares, sancionada en la Era K, cuando el Congreso Nacional era una escribanía express pero con ambigüedades para con la minería. Suelos periglaciares y glaciares de escombros son las minas de detonación que dejó sembrada la norma. El rol hidrogeológico de estos es clave para trabar o destrabar la minería en la Argentina. Los verdes de “las montañas no se tocan” que este fin de semana bloquearon Veladero y preparan acciones similares por sus redes,  saben que ahí se libra otra madre de todas las batallas. Y ayer se lo han notificado, con claridad, a funcionarios y empresarios mineros.

Comparte

Deja un Comentario

Scroll To Top