Noticias del Dia
Estás aquí: Inicio » Actualidad » Los proyectos en Vaca Muerta, uno por uno
Los proyectos en Vaca Muerta, uno por uno

Los proyectos en Vaca Muerta, uno por uno

El panorama actual de los no convencionales

YPF está evaluando la instalación de una planta refinadora de arena de fractura en Neuquén. Total lanzó un proyecto piloto de shale gas. PAE subió un equipo de perforación en Lindero Atravesado. Y ExxonMobil y Shell siguen evaluando el potencial de los recursos no convencionales.

Aunque por ahora la única petrolera embarcada en un desarrollo comercial de mediana envergadura en Vaca Muerta es YPF, varias compañías radicadas en la cuenca Neuquina están realizando trabajos para avanzar con la exploración de los plays no convencionales radicados en sus concesiones hidrocarburíferas. El Inversor Energético & Minero realizó un relevamiento para conocer en detalle los planes de las petroleras. A continuación, un resumen de los trabajos que está encarando cada empresa.
• YFP está lanzada en el proyecto piloto de shale oil (petróleo de arcillas) que encaró junto con Chevron en un lote de Loma La Lata y Loma Campana. La compañía presidida por Miguel Galuccio cuenta con 16 equipos de perforación abocados a ese emprendimiento. Ya posee 95 pozos productivos en el área y su principal objetivo en la coyuntura es reducir los costos de perforación de cada pozo, que hoy promedian los u$s 7,5 millones. A su vez, la petrolera está evaluando empezar a adquirir arena de yacimientos locales para producir arenas de fractura. En esa dirección, técnicos de la empresa evaluaron en los últimos meses varios reservorios del país. Hoy, YPF paga por cada tonelada (Tn) de arena de fractura cerca de u$s 700. En la empresa sostienen que lo pueden producir localmente por u$s 300. Para eso debería asegurarse importantes cantidades de arenas (malla 20/40 y 30/50) a fin de montar una planta de refinado. Cada pozo consume cerca de 600 Tn de arena por cada etapa de fracturación.

• Por su parte, la francesa Total –el mayor productor de gas de la cuenca– lanzó en octubre un proyecto piloto de shale gas en el campo Aguada Pichana, en la cuenca Neuquina. La iniciativa demandará una inversión cercana a los u$s 300 millones y contempla la perforación de 12 pozos de tipo horizontal con una elevada cantidad de fracturas hidráulicas (entre 15 y 20 por cada pozo), según comentaron allegados a la petrolera europea.

• Pan American Energy (PAE), el segundo productor de crudo del país, busca incrementar su presencia en Neuquén. Consolidada como el principal jugador del Golfo San Jorge, la compañía controlada por los hermanos Bulgheroni se apresta a lanzar un proyecto piloto de cerca de 10 pozos en Lindero Atravesado, la concesión ubicada de manera lindera a Loma La Lata. La empresa tiene un equipo de perforación radicado en el área y prevé invertir u$s 200 millones –también en las concesiones de las que es socia– para desarrollar producción de tight gas.

• Petrobras, el tercer productor de gas del país, que en los últimos años redujo su actividad en la cuenca de manera directamente proporcional al crecimiento de las versiones que pronosticaban su salida del mercado argentino, tiene en carpeta la perforación de 5 pozos de exploración en target no convencionales.

• Chevron, uno de los grandes productores de crudo liviano, el más requerido por las refinerías locales, prevé ensayar en los próximos meses 2 pozos exploratorios perforados en El Trapial. La empresa, que en lo que va del año perdió un 16% de su producción en el campo, tiene previsto ensayar la producción de shale oil los primeros seis meses del año.

• ExxonMobil, la petrolera privada más grande del globo, que está explorando un conjunto de áreas con acceso a Vaca Muerta, tiene un plan para perforar 6 pozos el año que viene. Su programa en la Argentina contemplaba inicialmente inversiones por u$s 250 millones, pero en la AOG 2013 directivos de la compañía norteamericana señalaron que “los desembolsos se han actualizado y se invertirá mucho más que eso”, aunque no precisaron los números.

•  En una situación similar se encuentra Shell, que está explorando 3 proyectos no convencionales en la cuenca Neuquina. La petrolera angloholandesa –que cuenta con una ínfima producción de shale oil (cercana a 50 m3/día) en Sierras Blancas– desaceleró el ritmo de sus actividades en los últimos meses. Sin embargo, posee dos equipos de perforación contratados en el país, por lo que incrementará su actividad en 2014. Además, la petrolera está armando un equipo de profesionales para operar sus proyectos, que hoy realiza IPM, una de las unidades de negocios de Schlumberger.  ›|‹

Los comentarios están cerrados.

[ Seguinos en Facebook  ]
Scroll To Top