Noticias del Dia
[ Dover ]
Estás aquí: Inicio » Newsletter diario » Argentina es uno de los países más favorables para la inversión en energía renovable
Argentina es uno de los países más favorables para la inversión en energía renovable

Argentina es uno de los países más favorables para la inversión en energía renovable

La Argentina se posiciona como uno de los países “más favorables para la inversión” para el desarrollo de proyectos de generación de energía a partir de fuentes renovables, en un contexto regional en el cual los países presentan una proyección de creciente demanda energética, destaca un informe de consultora KPMG.
A la par del crecimiento de la generación de las energías renovables en el mundo, los países de la región son percibidos “cada vez más como economías con grandes ventajas comparativas en cuanto a recursos naturales y como mercados estables que pueden garantizar ganancias y buenas condiciones de financiación”, destacó el informe.
En ese sentido, en el país, el marco para invertir en este tipo de proyectos es “altamente favorable, teniendo en cuenta el potencial de recursos y los diferentes climas que forman parte del territorio argentino”, así como el fuerte consenso existente en apoyar y fomentar proyectos de inversión que reduzcan el déficit energético argentino.
El informe se presenta a poco de que el Gobierno anunció las adjudicaciones de proyectos de energías renovables que permitirán sumar unos 2.400 Mw de potencia en los próximos 36 meses, lo que demandará inversiones por unos 4.000 millones de dólares.
“Además de un fuerte fomento existente desde el ámbito público y un buen clima de negocios que atrae cada vez un mayor número de inversiones, las características climáticas y geográficas únicas del territorio permiten planificar proyectos por demás redituables”, explicó el informe.
En ese sentido, precisa la variedad de recursos permite el aprovechamiento de la energía solar en el NOA y en Cuyo, eólica en la Patagonia y en el sur de la Provincia de Buenos Aires, generada por biomasa en el NEA y en la región pampeana, así como energía de tipo hidráulica en provincias como Córdoba, Entre Ríos, Mendoza y Tucumán.
Mientras en 2005 la inversión total en Latinoamérica en proyectos de generación de energías limpias era de 1.000 millones de dólares al año -excluyendo a Brasil-, de 2013 a 2015 se registró un incremento que alcanzó los 9.300 millones de dólares.
Actualmente, las energías renovables más promisorias para América Latina son la eólica, la solar fotovoltaica y la biomasa, debido a que sus costos de inversión pueden llegar a ser menores a 2 millones de dólares por megavatio instalado (MW), al tiempo que representan casi el 35% de la capacidad instalada de energías renovables a nivel mundial.
Particularmente, la energía eólica constituye la mejor opción en las regiones con velocidad de viento lo suficientemente constante, porque sus costos descenderían a menos de 1 millón de dólares por MW, mientras que en América Central la energía hidroeléctrica es también una inversión redituable.
De acuerdo a datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Latinoamérica ya es la región más verde del mundo en cuanto a generación de energía: el 60% de su consumo eléctrico proviene de fuentes renovables (principalmente, hidráulicas), mientras que la media global no supera el 25%.
En consecuencia, la iniciativa de la ONU SE4ALL (Energía Sostenible Para Todos, por sus siglas en inglés), estima que para 2030 el 30% del aumento de la capacidad energética instalada corresponderá a fuentes renovables (aproximadamente, 196 gigavatios).
Al mismo tiempo, se estima que la demanda de energía eléctrica en la región crecerá en un 91% para 2040, a causa principalmente de los proyectos de industrialización en curso y de la irrupción de las clases medias en el consumo de este tipo de energías.

Comparte

Deja un Comentario

[ Dover ]
Scroll To Top