Noticias del Dia
[ Dover ]
Estás aquí: Inicio » Actualidad » “Cada vez más mineras australianas quieren hacer pie en la Argentina”
“Cada vez más mineras australianas quieren hacer pie en la Argentina”

“Cada vez más mineras australianas quieren hacer pie en la Argentina”

Noel Campbell, embajador de Australia en nuestro país

En una entrevista exclusiva con El Inversor Energético & Minero, el embajador de Australia en nuestro país, Noel Campbell, reconoció que los cambios implementados en la Argentina durante el último año y medio abrieron grandes oportunidades.

australia2

“Últimamente hemos notado un creciente interés por parte de empresas australianas para hacer pie en el mercado minero argentino, en gran medida porque la actividad no está tan desarrollada como en Chile, por ejemplo, aun cuando los recursos no se detienen en la Cordillera de los Andes”, explicó el diplomático.
En efecto, en el país trasandino hay 130 compañías australianas vinculadas con el sector (mineras y de servicios asociados), mientras que en la Argentina hay 55. “No está mal, pero esa cantidad puede crecer mucho. Por eso la tendencia es mirar las oportunidades que ofrece este país”, aseguró Campbell. “En Australia hemos tenido los mismos desafíos: cómo lograr la licencia social y el consenso con las provincias. De ahí que vale la pena mirar la experiencia australiana”, recalcó.
En línea con las apreciaciones del funcionario, tras la quita de retenciones a la minería, a principios del año pasado, se instalaron en el país 23 nuevas mineras internacionales, de las cuales 16 son de Canadá, una de Estados Unidos y seis de Australia: Se trata de PepinNin Minerals (litio en Salta), Goldinka (litio en La Rioja), Everlight Resources (litio en Salta), Trident (oro en Neuquén), Trans Pacific Minerals (litio en La Rioja) y Dark Horse (carbón y litio en Río Negro, Córdoba y San Luis), que se suman a sus coterráneas ya instaladas en la Argentina, comoo Admiralty, Andean, Austral Gold, BHP Billiton, Cauldron Energy, Davcha, Elementos, Lake, Minera IRL, Orocobre, South American Salars, Sphere, Surnatron y Troy, entre otras. La gran mayoría de ellas llegaron al país con miras a la extracción de cobre y de litio, un mineral cada vez más requerido (sobre todo para las baterías de teléfonos celulares o autos eléctricos) y del cual la Argentina posee grandes reservas (las terceras a nivel mundial, detrás de Chile y Bolivia).

Comparar experiencias

Según precisó el funcionario, últimamente han notado un creciente interés por parte de empresas australianas para hacer pie en el mercado argentino, sobre todo en el sector minero, que durante las últimas dos décadas ha sido una fuente de ingresos muy importante para su país. “Se trata de una actividad que en la Argentina no está tan desarrollada como en Chile, aun cuando los recursos no se detienen en la Cordillera de los Andes. Sin ir más lejos, en el país trasandino hay 130 compañías australianas vinculadas con el sector (mineras y de servicios asociados), mientras que en la Argentina hay 55, lo cual no está mal, pero puede crecer mucho. Por eso la tendencia es mirar las oportunidades que ofrece este país. En Australia hemos tenido los mismos desafíos: cómo lograr la licencia social y el consenso con las provincias. Ésa es otra razón para comparar experiencias. Entendemos y empatizamos 100% con la tensión normal que existe entre provincias y Gobierno nacional. Y en el sector minero eso tiene su propia dinámica. De ahí que vale la pena mirar la experiencia australiana. Y no sólo veo grandes oportunidades en minería; también las hay en el sector agropecuario, donde ambos países son competidores pero a la vez podrían asistir de manera conjunta las necesidades de Asia Pacífico, un mercado con 4.000 millones de bocas que necesitan alimentos, así como del Mercosur. Es decir, hay espacio para todos. Por eso es sentido común cambiar el paradigma de competencia por otro de colaboración y cooperación, ya que ambos países pueden beneficiarse de un trabajo conjunto; los dos tienen intereses comunes tanto en el desarrollo de semillas resistentes a zonas áridas como en mejorar el ganado. Se trata de un sector con un gran potencial que hasta ahora no se ha capitalizado. Lo mismo sucede en materia de infraestructura, un aspecto clave para la recuperación económica de la Argentina. Australia es un país grande, con enormes distancias. ¿Cómo logró crecer tanto y resolver el problema de lejanía entre los centros de producción y los puertos de acceso para la exportación? Ésas son preguntas que muestran las similitudes entre ambos países. Por eso mi ambición es que haya más conversaciones entre empresas y gobiernos sobre cómo enfrentamos los mismos desafíos”, admitió Campbell.  ›|‹

Comparte

Deja un Comentario

[ Dover ]
Scroll To Top