Noticias del Dia
Estás aquí: Inicio » Mineria » La CNEA concretó la primera remediación de residuos tras el cierre de la mina de uranio Huemul
La CNEA concretó la primera remediación de residuos tras el cierre de la mina de uranio Huemul

La CNEA concretó la primera remediación de residuos tras el cierre de la mina de uranio Huemul

Autoridades provinciales y de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) confirmaron la disposición segura de los pasivos ambientales de la mina de uranio Huemul, ubicada en la ciudad de Malargüe, donde se concretó la primera remediación de los pasivos de la Argentina y Latinoamérica con vistas a la reactivación de la minería en esa zona del sur mendocino.
“El cierre de minas es una de las etapas principales y más importantes del proceso minero”, dijo el secretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, tras la recorrida realizada por las inmediaciones de la mina Huemul, “donde se concretó la primera remediación ambiental de la minería de uranio en la Argentina y Latinoamérica”, aseguraron desde el área.
El funcionario aseguró que la minería “es uno de los vectores de crecimiento que tiene la provincia y hay que hacerlo lo antes posible porque hay empresarios que quieren entrar al sector para hacer crecer sus empresas y dar más trabajo”.
En ese sentido, dijo que Malargüe “es el corazón de la minería en Mendoza y todos los cañones están orientados en generar esta actividad en este departamento donde la gente y los empresarios tienen necesidad y vocación para trabajar en esto, para lo cual vamos a presentar el resultado del espacio del diálogo obtenido después de una año de trabajo”.
A través del Proyecto de Restitución Ambiental de la Minería del Uranio (Pramu), técnicos de la CNEA concretaron un largo trabajo que logró remediar el yacimiento Huemul para restituirlo a un estado de impacto mínimo, seguro y sustentable.
A partir del abandono de la mina en 1974, habían quedado en la superficie del área 19.500 metros cúbicos de estériles de explotación y 2.500 metros cúbicos de marginales entre residuos, pilas de acopio de material estéril y mineral de baja ley. “Junto a un grupo de empresarios mineros y no mineros visitamos las obras de remediación del Pramu con el objetivo de conocer y concienciar sobre la importancia del cuidado del ambiente y qué significa en términos económicos y operativos”, dijo Guiñazú, quien fue recibido en el sitio por el gerente de Relaciones Institucionales de la CNEA, Juan Ferrer.
Según explicó, “la CNEA ejecutó la remediación final mediante una solución de ingeniería denominada encapsulado, la cual contempla la disposición segura y definitiva de colas de mineral y suelos para evitar su dispersión e interacción con el ambiente y las personas”.
Ahora, tras la evaluación del impacto producido por la explotación del yacimiento y ayudados por opciones tecnológicas de mitigación del área involucrada, se busca la integración urbana, paisajística y ambiental del sitio.
Para ello, la municipalidad está realizando la obra del Parque El Mirador, que busca generar un lugar de esparcimiento para la comunidad en un espacio clasificado como área verde dentro del Plan Estratégico para Malargüe al 2020, que quedará remediado e integrado con la ciudad.

Comparte

Deja un Comentario

Scroll To Top