Noticias del Dia
[ Dover ]
Estás aquí: Inicio » Newsletter diario » Logros y desaciertos del gobierno de Mauricio Macri tras un año de gestión

Logros y desaciertos del gobierno de Mauricio Macri tras un año de gestión

El resultado de la gestión de Mauricio Macri en lo económico fue más negativo que lo esperado inicialmente. El gobierno cambió la prioridad de la política económica: pasó de las correcciones macroeconómicas, a aliviar la situación de los sectores más perjudicados. Para algunos sectores, el gobierno logró sin embargo normalizar el mercado cambiario, reabrió el financiamiento externo, recuperó terreno en el mercado internacional y redujo la presión tributaria. Los sectores más vulnerables de la sociedad fueron los grandes perjudicados.

La quita/reducción de las retenciones a las exportaciones, el ajuste (parcial) del impuesto a las ganancias y la devolución del IVA a los sectores más vulnerables, permitieron reducir la presión tributaria en un punto y medio del PBI. El gasto de capital del sector público nacional se contrajo 25% en términos reales en los primeros diez meses del año.
Pese al recorte de subsidios, la reducción de la presión tributaria y la expansión de los beneficios sociales hicieron que el déficit fiscal se eleve este año respecto de 2015. Entre las asignaturas pendientes, se encuentra la  inflación y la situación social. La marcada suba de los precios golpeó con fuerza los ingresos de las familias: a septiembre, los salarios reales de los trabajadores registrados del sector privado cayeron casi 6% i.a.
El gobierno eliminó la brecha cambiaria pero no pudo corregir el atraso del tipo de cambio oficial: pese a la significativa devaluación de diciembre de 2015, la fuerte aceleración de la inflación y el acotado deslizamiento del dólar a lo largo del año redundaron en un tipo de cambio real que se ubica sólo 15% por encima de noviembre 2015.

Entre las asignaturas pendientes, se encuentra la  inflación y la situación social. La marcada suba de los precios golpeó con fuerza los ingresos de las familias: a septiembre, los salarios reales de los trabajadores registrados del sector privado cayeron casi 6%.
El gobierno eliminó la brecha cambiaria pero no pudo corregir el atraso del tipo de cambio oficial: pese a la significativa devaluación de diciembre de 2015, la fuerte aceleración de la inflación y el acotado deslizamiento del dólar a lo largo del año redundaron en un tipo de cambio real que se ubica sólo 15% por encima de noviembre 2015.
Según nuestras estimaciones, el año que viene la inflación bajaría a niveles del 20-25% y la actividad recuperaría el terreno cedido en 2016. Pero, de todas formas, la primera mitad del mandato nos encuentra con una economía que sigue inmersa en un escenario de estanflación. Recién en los últimos dos años de gobierno sabremos si efectivamente dejamos atrás dicho escenario.
UN AÑO DIFÍCIL
·      El sábado 10 de diciembre de 2016 se cumplIó un año de mandato del gobierno de Mauricio Macri, período marcado por grandes y numerosas novedades respecto de la gestión anterior, tanto en el plano político como el económico.
·      Desde el comienzo de la campaña, el actual presidente se presentó como el candidato del “cambio”, como parte de una estrategia para diferenciarse del kirchnerismo, lo cual explica el fuerte giro de la política económica tras su asunción.
·      Sin embargo, parte de las medidas implementadas durante el último años también respondieron a las exigencias impuestas por la crítica realidad económica, que lo llevaron incluso a tomar decisiones por fuera del plan “oficial”.
·      Aunque aún hay muchos cambios en proceso, a doce meses del comienzo de su gobierno nos permitimos realizar un balance de la gestión, resaltando tanto los logros conseguidos como los fracasos asociados a los cambios en la política económica.

Claroscuros
Cabe destacar que en algunos frentes la balanza se encuentra más equilibrada, porque aunque se destacan progresos, existen también elementos negativos que condicionan los logros alcanzados. Un claro ejemplo son los resultados obtenidos en materia de corrección de precios relativos. Veamos.
El gobierno eliminó la brecha cambiaria pero no pudo corregir el atraso del tipo de cambio oficial: pese a la significativa devaluación de diciembre de 2015, la fuerte aceleración de la inflación y el acotado deslizamiento del dólar a lo largo del año redundaron en un tipo de cambio real que se ubica sólo 15% por encima de noviembre 2015 (la ganancia de competitividad externa llegó a alcanzar 35% a comienzos de 2016). La quita de retenciones a las exportaciones les dio un plus adicional de rentabilidad a la producción de bienes y servicios transables, pero en la medida que el tipo de cambio real no sea una variable relevante para el Banco Central, el riesgo de una apreciación cambiaria es elevado producto del esquema vigente (elevadas tasas de interés internas y fuerte endeudamiento externo).

Perspectivas
Aunque la mayoría de los analistas descontaba que 2016 sería un año de transición con importantes correcciones, el balance del primer año de gestión deja entrever que en lo económico el resultado fue más negativo que lo esperado inicialmente. Pero es necesario remarcar que el gobierno fue consciente de ello, y con el paso del tiempo cambió la prioridad de la política económica: esta pasó de las correcciones macroeconómicas, a aliviar la situación de los sectores más perjudicados.
Si bien la estabilización de la economía en 2016 fue más difícil de lo esperado, existe un consenso de que el próximo año será más favorable en materia de crecimiento e inflación. Según nuestras estimaciones el año que viene la inflación bajaría a niveles del 20-25% y la actividad recuperaría el terreno cedido en 2016. Pero, incluso si se concretan nuestras proyecciones para el año entrante, la primera mitad del mandato de Macri nos encuentra con una economía que sigue inmersa en un escenario de estanflación. Recién en los últimos dos años de gobierno sabremos si efectivamente dejamos atrás dicho escenario.

Comparte

Deja un Comentario

[ Dover ]
Scroll To Top