Noticias del Dia
Estás aquí: Inicio » Energia » OPEP y socios limitarán bombeo de petróleo hasta fin de 2018
OPEP y socios limitarán bombeo de petróleo hasta fin de 2018

OPEP y socios limitarán bombeo de petróleo hasta fin de 2018

La OPEP y sus socios petroleros, entre ellos Rusia, dejaron de lado sus diferencias y acordaron este jueves seguir limitando su producción hasta finales de 2018 –estaba vigente hasta marzo de ese año–, un pacto que dio sus frutos y logró mantener al alza el precio del barril. Como era de esperar, la reacción del mercado internacional tras el anuncio fue alcista, aunque moderada: el crudo Brent –de referencia para ANCAP– subió 46 centavos a US$ 63,6 por barril.

Este pacto termina prácticamente por esfumar las chances de que ANCAP no suba las tarifas de los combustibles en enero del próximo año, luego de un prolongado período en el que tampoco trasladó a precios la baja de costos de la cuál se benefició. Fuentes del ente petrolero ya habían anticipado a El Observador la semana pasada que una suba de los combustibles era el escenario “más lógico” dado el desfasaje entre la paramétrica vigente desde julio, que contempla un crudo Brent a US$ 49 por barril.

“Estamos viendo algunos parámetros que están en juego, por ejemplo, el aumento del barril de crudo del petróleo que está por encima de lo que está fijado en la paramétrica. Pero por el momento no podemos adelantar nada, lo estaremos resolviendo en la última quincena de diciembre”, dijo este lunes el presidente Tabaré Vázquez en rueda de prensa.

Los informes técnicos que ANCAP intercambió con los ministerios de Industria y Economía y con la OPP muestran que los números del ente –a falta de un mes para que cierre el año– están “muy justos”, por lo que sería un riesgo mantener las actuales tarifas de los combustibles sin comprometer las finanzas de la empresa.

“Todos los países, de la OPEP y fuera de la OPEP hablaron juntos para prorrogar la limitación de la producción”, dijo el ministro ruso del Petróleo, Alexander Novak. Tras años inundando el mercado de oro negro –con el consiguiente hundimiento de precios– los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cerraron en 2016 un pacto para limitar la oferta, que incluía también a otros productores externos al cártel.

La renovación de este jueves dejó de lado las tensiones, especialmente importantes entre Arabia Saudita e Irán, pero también con Catar, aislado del resto de países del golfo. El límite de producción incluye a 24 países, liderados por Arabia Saudita y Rusia, dos de los tres mayores productores de petróleo del mundo. Nigeria y Libia, hasta ahora exentos de los recortes, sí los cumplirán a partir de ahora.

El acuerdo ya fue renovado una vez en mayo y su mantenimiento hasta diciembre de 2018 refleja la voluntad de seguir con una política que ha dado sus frutos, con un barril ahora alrededor de los US$ 60 frente a los US$ 26 a los que cayó en febrero de 2016. El pacto, que será revisado en junio, sella además la proximidad de Rusia y Arabia Saudí de los últimos meses.

A pesar de sus dudas, los rusos aceptaron finalmente los nueve meses de prórroga que proponían los saudíes, en un intento de consolidar la influencia de Moscú en la región. “Es como todas las buenas relaciones, a veces compartes opiniones, a veces discutes” dijo el ministro saudita de Energía, Jalid Al Falih, que compareció junto a su homólogo ruso en rueda de prensa.

Los miembros de esta OPEP ampliada, conocida como OPEP Plus, buscan un equilibrio a veces complejo, a saber un precio del barril que sea suficientemente alto pero no demasiado, porque incitaría a Estados Unidos a aumentar su producción de crudo no convencional –algo que teme Rusia en particular– y podría a su vez hacer caer de nuevo los precios. Gracias al auge de esos yacimientos –más costosos de explotar pero que se vuelven rentables cuando los precios aumentan–, la producción de petróleo estadounidense alcanzó en noviembre su máximo nivel desde 1983, cuando se empezaron a recoger datos.

En el trasfondo del acuerdo también está la voluntad del príncipe heredero saudita Mohamed Bin Salmán, nuevo hombre fuerte de Arabia Saudita, de seguir llevando a cabo unas reformas que necesitan un precio del barril estable.

La reunión en Viena fue la primera del nuevo ministro del petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, que se felicitó de “un acuerdo de pleno entendimiento”.
Fuente: AFP

Comparte

Deja un Comentario

Scroll To Top